17.4.08

La luna de miel cadáver

Soy Víctor y por fin he conseguido una Victoria en la vida. ¿Han cogido la ironía? ¡Victoria!, jaja, mi novia. He conseguido a mi novia, jaja. Ya ven que ahora soy TOTALMENTE FELIZ. ¡Qué guapa estaba vestida de novia, con toda su carne viva y sin un gusano que le dice lo que tiene que hacer! jaja ¡Si es que me salen los chistes solos, tengo una chispa!

Bueno dejemos el festival del humor para otro rato que estoy aquí por otro motivo. Este es que mis colegas Mar y Roberto me han dejado compartir este sitio con ellos para que os pueda contar cómo fue mi luna de miel. Aunque antes tengo que contaros lo de la FIESTA. Fue por todo lo alto: copas gratis, toda la gente bailando, artistas invitados... Todo para celebrar una boda que costo lo suyo llevar a cabo, si no miren esta foto.



¡Maldito Barkis Bittern! Casi lo fastidia todo, pero al final le dimos su merecido y eso que mi espada era ligeramente más pequeña jajajajajaja, sí es que no puedo parar ¡Qué bueno!

Os voy a dejar un trío de vídeos con los grupos que tocaron en la fiesta. Son buenísimos, números uno en el top de la fabrica de chocolate, el programa estrella de la radio presentado por el locutor más dicharachero, Tim Burton.

Estos fueron los teloneros de los teloneros:



La cosa acabó igual de mal que en el vídeo. Tuvieron que venir el cuerpo de bomberos cadavéricos y jugarse la vida para apagarlo jajajajaja. Cadávericos, la vida, ¿lo pillan?

Bueno después vinieron los teloneros. Un grupo de hermanos, eran todos iguales.



Estos al ser más profesionales tienen videoclip y todo, aunque se puede decir que es un grupo CORTO DE MIRAS jajajaja, como son enanos. Bueno lo que quiero decir es que los Oompa loompa no tienen afán comercial, sólo cantan para divertirse.

Después llegó la SUPERESTRELLA DE LA NOCHE. Miles de minúsculos huesecillos volvieron a unirse para poder fotografiarse junto a él, los gusanos dieron una tregua a su banquete para oír su voz, las cenizas desperdigadas por los cuatro vientos se reunieron para la ocasión. Y es que ésta la merecía, pues no era otro si no: El GRAN JACK SKELLINGTON AND FRIENDS




Esa noche fue todo menos una Pesadilla antes de Navidad jajajajaja. ¡Qué ingenio! ¡Qué bien traído está! jajaja. Parece que esté haciendo publicidad.

Nos despedimos de nuestros padres (y de algunos amigos: el Johnny, la Helena). Mi madre había preparado un táper con delicias de merluza para el viaje. Mi padre, achispado, no dejaba de cantar eso de "Tanatorio, patria querida" mientras movía la cola de una merluza que usaba como batuta. Quería que cantaremos con él y Victoria y yo no lo dudamos, incluso mi madre se lanzó a entonar algunas notas. Los padres de Victoria miraban la situación con cara de perro. Eso de emparentar con unos pescaderos...digamos que, no les daba buena espina...jajajaja, otra vez, pescaderos...espina...jajaja

Y llegó el momento de comenzar la luna de miel (de la noche de bodas no hablaré pues tengo la exclusiva vendida a la revista Adiós!, la número uno del corazón en el mundo de los muertos).

Pudimos haber elegido una paradisiaca isla del Caribe, una visita por la ciudad más cosmopolita, una casa rural en alguna zona montañosa. Pero no. La novia cadáver nos había invitado a su morada eterna (jajajajaja) y Victoria y yo decidimos que no había lugar mejor para pasar nuestra luna de miel. Ya me lo dijo el viejo sabio: todos se mueren de ganas por venir aquí jajaja (él y yo tenemos un humor muy parecido). Miren este vídeo, fue con el que convencí a Victoria.



¡Qué bien los pasamos! ¡Qué días! Toda la noche de juerga, kubata va kubata viene (los cuales, por cierto, estaban de muerte, jajajajaja), moviendo el esqueleto (otros sólo la carne putrefacta jajajaja) y por la mañana, tomando la sombra en la playita. ¡Nos pusimos de blancos! ¡Menudo negocio hizo con nosotros el que alquilaba los féretros! Nos contó que todos en el lugar le habían tomado por loco al saber que iba a poner un negocio de alquiler de tumbonas (que es a lo que él se había dedicado en su vida anterior). Ahora, 70 años después, por fin daba beneficios. Les iba a dar él a esos bocazas... Le hicimos feliz por unos días. Fuimos sus primeros clientes con piel en 70 años, jajajajajajajajajaja. ¡Ya me dirán ustedes si no tienes piel para que quieres tumbarte en la playa!, ¿eh? jeje.


La novia nos invitó a algún que otro día a cenar en su casa y, por descontado, era compañía habitual en nuestras parrandas. Está mucho mejor. Creo que ha conocido a través de una agencia a un hombre muy especial. Además, nos ha contado que ya le queda poco para bajar con ella, que está que se muere de ganas por hacerlo. Supongo que será algún viejo decrépito, un solterón empedernido que se liaría una serpiente al cuello con tal de sentir algo de calor (jajajajajajaja, apretón de cuello, calor, serpiente jajajajaja).

Por último tengo que contarles lo que ha sido de Bakis Bittern. Ha encontrado su vocación. Ha habierto un bar de copas y le va de maravilla. Sus cócteles son los más famosos del inframundo. Tiene uno, cuya fórmula guarda en secreto, que es mortal. Su base es el polonio pero está rebajado con zumo de frutas (no se sabe cuáles) y especias. Después lo flambea y, listo. Lo llama la Cola-Coca. Nosotros como estamos vivos no lo pudimos probar. En un futuro...jajajaja

Bueno y esto es todo. Victor y Victoria fueron felices y comieron perdices (en un apartamento de 30 metros cuadrados que tenemos que compartir con un estudiante de comunicación audiovisual al que deseamos que busque pronto trabajo para que deje espacio).