5.5.08


Roberto San Martín ya no es uno de los nuestros. Ha esperado hasta el último momento para desertar, para darse a la fuga y no volver jamás.

Todo empezó el pasado día 3 de mayo. La multitud le esperaba, su familia, sus compañeros de clase. Algunos vestidos con capelina, otros con lentejuelas. Era el día de su licenciatura. Quien le conozca, sabrá que a Roberto nunca le ha gustado esto de las concentraciones de gente, y mucho menos levantar expectación.

Suponemos que este fue el motivo detonante para hacerle tomar la decisión de no presentarse al acto. Ni a la cena (con lo ricos que estaban los pimienticos). Su silla quedó desierta, el sobre del manifiesto de la promoción 2008, sin abrir. La capelina, negra inmaculada, muerta de asco en una taquilla. Y Roberto, sin aparecer.

Los que le queremos decidimos ir a buscarle. Pasamos por la tienda San Martín, en lo viejo, y el testimonio de sus padres, desolados fue éste: "Mi hijico siempre dijo que quería ser guionista, y yo lloro desconsolada por su desamparo, ¿pero de qué vivirá? No paro de sufrir por él, seis años estudiando duro, el pobre, para esto... Por favor, Roberto, txiki, vuelve a casa, lo del guión está muy bien pero no lo hagas... en la tienda siempre habrá sitio para ti".
Decidimos buscarle por su zona, la Wild Wild Villaba. Pasamos por el club de ciclismo, y nadie supo decir. Mala lenguas apuntan que deambula por el barrio con un lápiz Staedler HB y un sacapuntas, y que ataca verbalmente a todo aquél que se le acerca. Se dice por ahí que se ha convertido en: ROBERTO EL REDACTOR.



Sabemos que su astucia y su escritura afilada y punzante (como su lápiz) le puede hacer llegar muy lejos. Pedimos la colaboración de cualquiera que le haya visto, o reconozca sus textos ácidos. Podrán reconocerle en textos de ficción, en blogs de crítica de cine como también en reseñas literarias. Que nadie le provoque, por favor, que nadie se atreva a criticar a Carpentier, ni a Paul Auster. Eso sería una catástrofe para quien lo intentara. Roberto el redactor atacaría, desde donde esté, con su lengua viperina dejándole K.O.

24.4.08

Obituario: Mar Clapés

Hoy ha muerto Mar Clapés. Allá donde esté, habrá cambiado el diseño del lugar.

Este blog, que nació dentro de la asignatura Escritura no lineal, muere. Y con él, sus creadores. Muchos han sido los personajes sobre cuyo futuro hemos investigado.

Nosotros mismos hemos acabado por convertirnos en unos personajes más. Por ello les voy a contar hoy lo qué fue de Mar Clapés hasta su muerte, que se ha producido hoy.

A partir de ahora volvera al lado Jekyll de la vida, a ser una persona gris, a hacer cola en el Inem, a hipotecarse, a dejarse llevar por el metro, a criar hijos para este interesante mundo.

Pero, ¿qué fue de ella en el lado de Mr.Hyde? Esta es la hipótesis de Mr.Hyde:

Poco después de desligarse de este blog, hizo fortuna a lo Indiana Jones. Logró encontrar, tantos años despúes, a Carmen Sandiego.

A partir de entonces fue conocida por todos como la Marítima por su carácter aventurero. Rechazó una oferta de Bush para encontrar las armas de destrucción masiva en Irak y centró sus esfuerzos en buscar a Wally.

Tras varios años navegando, logró cambiar los parámetros tradicionales de Internet. Revolucionó el diseño en la web e hizo las páginas web de algunas de las marcas más importantes a nivel mundial: Coca Cola, Nokia, Sugus, Chupa Chups y Fabada Litoral.

Pero bueno, todo tiene un principio y he conseguido rescatarlo. Su primer trabajo fue un logo para un proyecto de programa de televisión que luego jamás se realizó (yo lo vi y lo único que merecía la pena era el colaborador de una de las secciones que iba sobre el modo de hablar en Navarra). Pero ya podéis apreciar en este logo, la creatividad, el gusto, la genialidad y el buen hacer que marcaron el resto de su carrera.

Su gran éxito la enriqueció de tal manera que pudo vivir en la primera casa virtual de la historia: ella con su Photoshop Mar 9.0 podía cambiar su fachada y la distribución cada día. Contrató al creador del pintxo "Si yo soy Mar, tu eres tierra" y le obligó a cocinarlo cada día para ella. Comió eso únicamente durante 5 años, los mismos que pasó involucrados en sus proyectos de mayor envergadura y por los que será recordada: el cartel de San Fermín y un nuevo logo para la trigésima edición de Gran Hermano.

Tuvo tres hijos, una guapa niña y dos gemelos. A ellos los llamo Photo y Shop. La dulce niña fue llamada website. Fueron tuneados nada más nacer y ocuparon las principales portadas de las revistas de bebés tuneados que se inauguraron con el nacimiento de ellos tres. Si tuneo a sus hijos, os libraremos de saber lo que hizo a su pareja.

Su último trabajo, como no, fue el diseño de la tapa de su nicho; así como de su féretro. Ayer, como homenaje a su figura, todas las páginas web que diseñó aparecían tan solo con una imagen de Mar sobre un fondo negro: que a ella le hubiera horrorizado.

Su película, una película experimental a la que dedico casi diez años de su vida: retocó uno por uno todos los fotogramas; fue ayer pasada de nuevo en todos los cines. El film, ya por sí de culto, ha visto aún aumentada su fama y la edición especial puesta a la venta por un distribuidor avispado, un minuto después de su muerte, ha conocido cifras de ventas como no se recordaban antes de que los piratas conquistaran internet.

Desde La hipótesis de Mr.Hyde sólo podemos desearle, allá donde esté, que le den libertad para poder crear un entorno en el que ella se sienta agusta, que le dejen hacer tunning.

La despedimos con una frase de cariño: ¡Qué freak!

17.4.08

La novia




Soy Novia. Una mujer apasioanada y justa, a la que han dejado plantada en el altar dos veces. Sin embargo no ceso en mi esperanzada lucha por el amor incondicional, el de toda la vida.


- Disculpe, si he estado a puntito de casarme, prometida, pero no me he casado, no hace faltar marcar con una cruz aquí, ¿verdad?

-No señorita, esto es por cuestiones legales en un futuro si alguien interesado leyera su ficha...

- Muchas gracias, estoy un poco nerviosa, es mi primera...vez.

A mi favor puedo aportar pues que conozco cómo va una relación, aunque siempre me haya quedado en las puertas del matrimonio. Sé cocinar, bien, ahora llevo un tiempecito sin manejarme en la cocina, pero el cocido es algo que nunca se le olvida a una buena cocinitas.

¿Mis aficiones? Me gusta dislocar mi pierna y bailar a la pata coja toda la noche cuando toca la Charanga de la Artritis, o también disfruto viendo al Trío Calavera cantando blues, ¡me encanta la música y mover el esqueleto!


¿Que qué tipo de relación busco? Yo quiero casarme señores, algo me dice que se cumplirá el dicho (y si no, vuelta al nicho): a la tercera va la vencida.

Me dedico a... soy... ¡pastelera! Sí, pastelera, en la calle Fleet de Londres. Cocinaba, ¡aix! digo, ¡cocino las mejores empanadas de toda la ciudad! ¡Y sirvo la mejor ginebra del condado! Ya había mencionado lo bien que cocino la carne...



Sí, claro que sí. Me gustaría tener muchos hijos, muchísimos. Y claro, me considero fiel, ¡fiel hasta la muerte! Creo que lo he demostrado, ¿no?

- Disculpe, señorita, ¿en sugerencias puedo aportar ideas para la boda?

- Vaya, es un espacio que ofrecemos de cara al cliente para sugerir nuevas formas de contacto o opiniones sobre nuestro servicio pero si quiere... lo añadiremos en su ficha.

... He pensado en el pastel de boda, y tengo un colega que podría hacernos una obra de arte de chocolate. Ah! y mi amigo Edu nos peinará, estaremos todos fantásticos!


- Aquí tiene el formulario, señorita. Me avisarán en cuanto encuentren algo...o ¿cómo va esto?

- Usted no se preocupe, en cuanto sepamos algo le informaremos al instante.


Y así es como conocí a tu padre, Victor. Era casi mi última opción para conseguir casarme. Te acuerdas que te conté la historia de tu nombre, que me recordaba a mi segundo marido,Victor? Pues fue por ese motivo y también porque el día que el me plantó, salí de la iglesia destrozada pero con más ganas de luchar que nunca. Levanté la mirada y vi un cartel que resplandecía como esperándome: "Agencia Matrimonial". No sabía cómo funcionaba esa historia de los contactos, pero me metí y a los dos días ya tenía fichas y fichas de pretendientes...

La luna de miel cadáver

Soy Víctor y por fin he conseguido una Victoria en la vida. ¿Han cogido la ironía? ¡Victoria!, jaja, mi novia. He conseguido a mi novia, jaja. Ya ven que ahora soy TOTALMENTE FELIZ. ¡Qué guapa estaba vestida de novia, con toda su carne viva y sin un gusano que le dice lo que tiene que hacer! jaja ¡Si es que me salen los chistes solos, tengo una chispa!

Bueno dejemos el festival del humor para otro rato que estoy aquí por otro motivo. Este es que mis colegas Mar y Roberto me han dejado compartir este sitio con ellos para que os pueda contar cómo fue mi luna de miel. Aunque antes tengo que contaros lo de la FIESTA. Fue por todo lo alto: copas gratis, toda la gente bailando, artistas invitados... Todo para celebrar una boda que costo lo suyo llevar a cabo, si no miren esta foto.



¡Maldito Barkis Bittern! Casi lo fastidia todo, pero al final le dimos su merecido y eso que mi espada era ligeramente más pequeña jajajajajaja, sí es que no puedo parar ¡Qué bueno!

Os voy a dejar un trío de vídeos con los grupos que tocaron en la fiesta. Son buenísimos, números uno en el top de la fabrica de chocolate, el programa estrella de la radio presentado por el locutor más dicharachero, Tim Burton.

Estos fueron los teloneros de los teloneros:



La cosa acabó igual de mal que en el vídeo. Tuvieron que venir el cuerpo de bomberos cadavéricos y jugarse la vida para apagarlo jajajajaja. Cadávericos, la vida, ¿lo pillan?

Bueno después vinieron los teloneros. Un grupo de hermanos, eran todos iguales.



Estos al ser más profesionales tienen videoclip y todo, aunque se puede decir que es un grupo CORTO DE MIRAS jajajaja, como son enanos. Bueno lo que quiero decir es que los Oompa loompa no tienen afán comercial, sólo cantan para divertirse.

Después llegó la SUPERESTRELLA DE LA NOCHE. Miles de minúsculos huesecillos volvieron a unirse para poder fotografiarse junto a él, los gusanos dieron una tregua a su banquete para oír su voz, las cenizas desperdigadas por los cuatro vientos se reunieron para la ocasión. Y es que ésta la merecía, pues no era otro si no: El GRAN JACK SKELLINGTON AND FRIENDS




Esa noche fue todo menos una Pesadilla antes de Navidad jajajajaja. ¡Qué ingenio! ¡Qué bien traído está! jajaja. Parece que esté haciendo publicidad.

Nos despedimos de nuestros padres (y de algunos amigos: el Johnny, la Helena). Mi madre había preparado un táper con delicias de merluza para el viaje. Mi padre, achispado, no dejaba de cantar eso de "Tanatorio, patria querida" mientras movía la cola de una merluza que usaba como batuta. Quería que cantaremos con él y Victoria y yo no lo dudamos, incluso mi madre se lanzó a entonar algunas notas. Los padres de Victoria miraban la situación con cara de perro. Eso de emparentar con unos pescaderos...digamos que, no les daba buena espina...jajajaja, otra vez, pescaderos...espina...jajaja

Y llegó el momento de comenzar la luna de miel (de la noche de bodas no hablaré pues tengo la exclusiva vendida a la revista Adiós!, la número uno del corazón en el mundo de los muertos).

Pudimos haber elegido una paradisiaca isla del Caribe, una visita por la ciudad más cosmopolita, una casa rural en alguna zona montañosa. Pero no. La novia cadáver nos había invitado a su morada eterna (jajajajaja) y Victoria y yo decidimos que no había lugar mejor para pasar nuestra luna de miel. Ya me lo dijo el viejo sabio: todos se mueren de ganas por venir aquí jajaja (él y yo tenemos un humor muy parecido). Miren este vídeo, fue con el que convencí a Victoria.



¡Qué bien los pasamos! ¡Qué días! Toda la noche de juerga, kubata va kubata viene (los cuales, por cierto, estaban de muerte, jajajajaja), moviendo el esqueleto (otros sólo la carne putrefacta jajajaja) y por la mañana, tomando la sombra en la playita. ¡Nos pusimos de blancos! ¡Menudo negocio hizo con nosotros el que alquilaba los féretros! Nos contó que todos en el lugar le habían tomado por loco al saber que iba a poner un negocio de alquiler de tumbonas (que es a lo que él se había dedicado en su vida anterior). Ahora, 70 años después, por fin daba beneficios. Les iba a dar él a esos bocazas... Le hicimos feliz por unos días. Fuimos sus primeros clientes con piel en 70 años, jajajajajajajajajaja. ¡Ya me dirán ustedes si no tienes piel para que quieres tumbarte en la playa!, ¿eh? jeje.


La novia nos invitó a algún que otro día a cenar en su casa y, por descontado, era compañía habitual en nuestras parrandas. Está mucho mejor. Creo que ha conocido a través de una agencia a un hombre muy especial. Además, nos ha contado que ya le queda poco para bajar con ella, que está que se muere de ganas por hacerlo. Supongo que será algún viejo decrépito, un solterón empedernido que se liaría una serpiente al cuello con tal de sentir algo de calor (jajajajajajaja, apretón de cuello, calor, serpiente jajajajaja).

Por último tengo que contarles lo que ha sido de Bakis Bittern. Ha encontrado su vocación. Ha habierto un bar de copas y le va de maravilla. Sus cócteles son los más famosos del inframundo. Tiene uno, cuya fórmula guarda en secreto, que es mortal. Su base es el polonio pero está rebajado con zumo de frutas (no se sabe cuáles) y especias. Después lo flambea y, listo. Lo llama la Cola-Coca. Nosotros como estamos vivos no lo pudimos probar. En un futuro...jajajaja

Bueno y esto es todo. Victor y Victoria fueron felices y comieron perdices (en un apartamento de 30 metros cuadrados que tenemos que compartir con un estudiante de comunicación audiovisual al que deseamos que busque pronto trabajo para que deje espacio).

9.4.08


Análisis del proyecto Death Bullet: La banda glam más provocadora de los 80

Los bienaventurados y atrevidísimos que tenían valor de pronunciar “el rock ha muerto”, es que no conocían el weblog de Death Bullet.

Por ello, vamos a descubrir las visicitudes del mundo rockero que Jon Mikel Caballero y Bosco Eguidazu nos ofrecen en el blog que crearon durante la asignatura de Escritura no lineal el año pasado.

Se trata de un “producto terminado”. Un proyecto de género promocional, nos presentan al colectivo metalero (y a todo aquél interesado, también) la marca o brand Death Bullet.

A partir del patrón de análisis propuesto por Jose Luís Orihuela (conocido también en el mundo del rockabilly como Ozzy Orihuela), comentaré las características que presenta dicho weblog en materia de e-Comunicación.

1. Los 10 paradigmas de la e-Comunicación:

De audiencia a usuario: En el weblog de Death Bullet el visitante o interesado en conocer al grupo participa activamente en la visita. La navegación se realiza a través de diferentes enlaces o ítems como pueden ser sección de fotos, videos y noticias. Se trata de una estructura bastante simple, en la que el usuario escoge libremente adónde le interesa explorar.

De medio a contenido: El contenido que ofrece el weblog es información sobre la banda de rock Death Bullet. Además de eso, el contenido se nos presenta a modo de brand, la información de la marca Death Bullet se combina con servicios de merchandising y de promoción (conciertos, etc.).

De soporte/ formato a multimedia: En este caso la información es presentada en distintos soportes, aprovechando al máximo las posibilidades de los recursos de la red: videos, fotografías, enlaces. El contenido del weblog es primordialmente textual.

De periodicidad a tiempo real: El weblog permite un constante mantenimiento, pero es visible que sus contenidos no se renuevan desde su creación. Existe un libro de visitas para que los amiguetes rockers escriban su opinión sobre la página y también un apartado de noticias que podría dar salida a nuevos contenidos y una dimensión más actual a la página. Sin embargo hay que apuntar que, en parte, se trata también de una obra de ficción, ya que Death Bullet es una creación imaginaria.

De escasez a abundancia: Death Bullet es un buen ejemplo de la relación inversamente proporcional que existe en el mundo multimedia entre costes, calidad y poyección. Contrasta con otros medios de comunicación en que es necesario un alto coste en recursos para llevar a cabo un proyecto audiovisual.
Éste es un proyecto que, gracias a al canal a través del cual accedemos, puede considerarse de proyección universal. Otra cuestión sería plantear qué medios par
a promocionarse tiene la web y cuántas visitas recibe.

De intermediación a desintermediación: El control sobre la información, la creación, los límites editoriales y, sobretodo, los pactos de lectura con el público cambian en la Red.
Death Bullet es un grupo inventado, pero nadie tien
e por qué saberlo. De tal modo, los autores no es necesario que sean profesionales de los medios para acceder a crear su propio blog.

De distribución a acceso: El mismo medio por el que los rockers acceden al weblog de Death Bullet es exactamente el mismo por el qual se arma la web. El productor es, a su vez, usuario.
Sistemas como el multipunto-multipunto, simétrico y multidireccional nos pe
rmiten acceder a la página del mismo modo que colgamos la información en la Red.

De unidireccionalidad a interactividad: En relación con lo que decía en el punto anterior el canal, Internet, permite la interactividad entre creadores y usuarios, estableciendo un feed-back interesante para el proyecto. Por ejemplo, en Death Bullet, encontramos un libro de visitas a modo de foro donde los seguidores y fans plantean sus opiniones. La interacción es un concepto que también es ampliable al de inmediatez, la respuesta del público puede ser instantánea y ayudarnos a saber qué es lo que esperan de nuestro producto.

De lineal a hipertexto: Su estructura es simple, organizada en distintas unidades de información organizadas en un índice situado en la parte derecha de la página. El vínculo se articula a través de un enlace que conduce a un solo nodo, en cada caso. Al acceder a la página se nos muestra el nodo de presentación, que actúa como home, pero al que no hay que regresar para recuperar la navegación. La hipertextualidad permite que el interesado consulte aquello que prefiere en la web: noticias, discos, links, libro de visitas, videos, fotos, etc.

De información a conocimiento: Es paradójico el tránsito que sufre la información planteada en la web de Death Bullet y cómo esclarece la explicación de este apartado. Sin un medio como éste sería difícil armar un proyecto “docu-fake” como Death Bullet. Una creación que se convierte, al menos en la Red, en algo real. La información y los contenidos sobre Death Bullet reciben la credibilidad que necesitan para captar al público mediante el soporte multimedia.

2. Distribución competencias narrador/usuario

Extracto del texto El ciberperiodista: entre la autoridad y la interactividad, del profesor José Luís Orihuela. Analizaremos cómo se replantea, en el nuevo ciberespacio, la tarea del profesional comunicador.

a) Interactividad: el narrador como facilitador de diálogo

La disposición de los contenidos en el caso de Death Bullet ofrece al navegante una libertad total sobre sus intereses y aquello que quiere ver. Se consigue a través del hipertexto y del índice de contenidos que presenta la web, permitiendo una clara y sencilla navegación. Existe un feed-back entre usuario e interfaz, como también entre usuarios en foros como el “libro de visitas”.

b) Personalización: el narrador como organizador de las opciones del usuario

La previsión en cuanto los contenidos expuestos es efectiva en el caso de nuestros particulares rockers. Prevén qué va a despertar interés al público a conocer de su grupo. La jerarquización de la información es clara y concreta, dispuesta en un índice bien expuesto.


c) Documentación: el narrador como organizador de contextos

La situación de Death Bullet se enmarca en el entorno metal-rock de la Red. Los vínculos se encuentran en el apartado “historia” y “enlaces”. Sitúan al grupo en un sector como es el de la música rock-glam creando enlaces con páginas del mismo estilo y grupos parecidos.

d) Hipertextualidad: el narrador como organizador de la red textual

A pesar de ser un relato con nodos aislados sin una lectura encadenada, tienen sentido pleno y están correctamente construidos. En conjunto permiten concebir una idea clara de la creación que es la banda Death Bullet.

e) Diseño: el narrador como organizador del espacio.

Los amiguetes Jon y Bosco se han servido de una plantilla del servidor Jimdo. Presenta un estilo clásico, sin demasiado riesgo visual. La organización del espacio es efectiva, la disposición de los elementos es clara.


f) Actualización: el narrador como organizador del tiempo

La sensación que ofrece la página es más bien de estancamiento, aunque es posible actualizar contenidos, sobretodo en tanto “noticias” como “fotos” y “videos”. Si existe un público fiel, éste demandará que se generen nuevos contenidos y que se renueven materiales. Es por este motivo que la página presenta un estado de atemporalidad que choca con la esencia de renovación constante del medio.


g) Búsqueda: el narrador y los buscadores

El hecho de pertenecer a Jimdo, servidor de weblogs, concede la posibilidad de encontrar el blog en buscadores como Google. La reiteración de palabras clave y los links con otras webs permiten una apertura de la web a ser encontrada por buscadores ajenos.

h) Comunidad: el narrador como moderador

No se trata de una escritura en colaboración, pero sí que ofrece la posibilidad de recibir contacto con usuarios en un espacio de debate como es el “libro de visitas” y ponerse en contacto con los autores.


3. Nivel de clausura/apertura de la obra

El nivel de apertura de Death Bullet se limita a aspectos ya comentados anteriormente, basados en la interactividad autor-usuario, mediante aportaciones en el “libro de visitas” e incluso a través del contacto por mail. Se trata, entonces, de una obra clausurada, con dificultades para poder ampliar sus contenidos fundamentales. Sin embargo, como he dicho anteriormente, categorías como “noticias” o “fotos” serían susceptibles a la apertura para introducir nuevos contenidos e informaciones. A pesar de esto, lo esencial, lo que hay que contar sobre la banda es lo que ya se nos ofrece en el blog.

La autonomía de los nodos, enlazados a una categoría distinta en cada caso, ofrece un mayor radio de libertad en el desplazamiento por la obra.

Habrá tantos Death Bullets como usuarios visiten la página. La versatilidad y la libertad que permite su estructura de índice permite al usuario acceder sólo a lo que abarque su interés.

4.Sensación de juego/ narración

Death Bullet nos acerca una narración, bastante alejada de cualquier experiencia activa como puedan ser los juegos interactivos.

La obra se organiza en ítems que siguen el modelo de distribución de páginas de estilo parecido. Categorías como “historia” o “miembros”, que nos sitúan en el entorno de la obra, son a su vez parte fundamental de una web de un grupo musical.

Las expectativas del usuario y los resultados que se ofrecen en la web coinciden y siguen una lógica común.

A su vez, los pactos de lectura que asume el usuario contribuyen a la sensación de exploración del blog, el “a ver qué me depara” y hasta dónde llega la destreza de los autores para crear el mundo Death Bullet.


5. Valoración Personal

El proyecto Death Bullet es original e imprime una de las características fundamentales de las nuevas técnicas en e-Comunicación: máximos resultados a escaso coste.

A comentar hay que señalar el conocimiento de las tecnologías de tratamiento de imagen y de diseño que muestran los dos autores del blog. Es un proyecto con poco riesgo, eso sí, hay que asumir en su inicio que por sencillo que sea hay que disponer de unos recursos para poder llevarlo a cabo.

Por otro lado, y como ya he mencionado, no deja de ser un proyecto promocional, de carácter comercial. Se trata de la website oficial del grupo musical Death Bullet. Así que el patrón que han seguido sus creadores tiene que mantenerse en los márgenes de identificación de una página de este tipo. Debe contener unos elementos claves, que el usuario espera encontrar y, además, ofrecer un servicio de merchandising online que sirva como estrategia de promoción.

En este sentido podríamos decir que Death Bullet cumple las expectativas mínimas del consumidor/ usuario, encontrando eso que posiblemente busque. Sin embargo, como he mencionado, explota los recursos hipertextuales para un servicio útil¸ sin ir más allá, ni buscando distintivos para su brand.

Eso sí, lo que permite esta sencillez estructural y jerárquica del tipo “menú”, es una infinita libertad para el interesado para navegar a sus anchas sin recorridos preestablecidos por el autor (como puede darse en casos de hiperficciones).




¿Qué se esconde tras el Misterio de Zänsburg?

¿Quién roba los libros de la biblioteca? Los de Roger Finley, aquellos que tanto amaba. Yo lo sé: ERES TÚ, porque de ti depende el final.

Mi investigación ha sido ardúa, pero ya no me queda ninguna duda de tú complicidad. Este es el análisis de Misterio en Zänsburg.




A. Aprovechamiento del potencial comunicativo de la web

Todo comenzó un día en que navegaba por la Red, intentando dar luz a este misterio. Un nombre: J.L Orihuela. Aquel texto que salto a mi pantalla era esclarecedor (Los diez paradigmas de la e-comunicación).

Os explicaré las primeras deducciones, a las que llegué, tras leer ese artículo que tanto iba a ayudarme.

  • De audiencia a usuario: Es el usuario el que decide qué camino seguir, entre los que Misterio en Zänsburg te ofrece.. Es él quién puede ver lo sucedido de manera distinta según las elecciones de nodos que realices. Ya no se trata de que leas lo que alguien te propone en su versión definitiva. Ahora tú decides qué hacer en cada momento, por dónde quieres continuar; y ésta elección te lleva a un final distinto. Es la personalización de la comunicación, aunque necesitas unas bases comunes de, digámoslo así, lectura obligatoria, que te dan las claves del misterio.


  • De medio a contenido: Lo importante de Zänsburg es la forma (no el soporte) en que se expresa. El misterio te ofrece un servicio que presenta un contenido determinado. Ya no importa que éste ya no se encuentre en un soporte físico como puede ser un libro, que no es sino un medio para que la historia llegué de manera cerrada (sin vía para tú participación) a tus manos.
  • De soporte a formato multimedia: Zänsburg es sobre todo, textual. No se incluyen vídeos o sonidos que puedan dar testimonio de lo ocurrido, sólo algunas fotografías. En este sentido la inclusión de vídeos sobre todo, podría haberlo enriquecido, además de aprovechar en mayor las posibilidades del formato.
  • De periodicidad a tiempo real: Quizá esta no sea una característica pertinente en éste proyecto. Aunque se trata de una narración abierta que contiene diversos finales y en la que siempre puedes volver a comenzar para tomar otro camino, éstos están ya determinados y son finitos. El usuario no puede actualizarla, ni ampliarla con comentarios.
  • De la escasez a la abundancia: El soporte en que Misterio en Zänsburg se encuentra le da una potencialidad universal que ningún otro medio puede darle. Y además, lo hace a un precio ínfimo que el que, por ejemplo, puede tener una superproducción que se estrenaría simultáneamente en pantallas de todo el mundo.
  • De intermediación a desintermediación: Esta historia, llevada a novela (además de ser contada en otra forma y seguramente con un único final posible) necesitaría pasar el filtro de unos editores que decidirían si era merecedora de ser publicada. Internet no presenta filtro alguno. Cualquiera puede publicar su historia, la Red es de acceso universal (siempre que se tengan los medios técnicos necesarios), lo que, como contrapartida trae que no todo lo que se publica tiene la calidad que esperamos (lo cual un filtro profesional nos lo asegura en mayor término).
  • De distribución a acceso: Misterio en Zänsburg se trata más de una propuesta en cuanto que no permite a los usuarios la comunicación con los creadores (sabemos sus nombres, pero por ejemplo no conocemos su mail) ni entre los propios usuarios, como ya señalábamos antes, que podrían comentar e incluso proponer otras posibilidades.
  • De unidirreccionalidad a interactividad: aunque, como ya hemos apuntado antes, la sensación de historia cerrada que puede darte un libro aquí no se da (tú con tus decisiones llevas la historia por el lugar que quieres), sí que es verdad que el usuario no puede interactuar con el narrador en cuanto a, en tiempo real, participar en la historia. Ésta ya está determinada, construída y tú sólo decides de qué hilo del laberinto tirar.
  • De lineal a hipertexto: Misterio en Zänsburg presenta dos primero nudos a modo de prólogo de la historia y otro más (que puede verse más arriba) que plasman los primeros pasos lógicos: investigar en los alrededores de la casa. Aquí la selección entre uno y otro no es posible en cuanto a que es necesario que leas toda la información para conocer las claves del caso (Siempre acabas regresando al mapa inicial para poder acceder a otros de los ámbitos propuestos). Es después cuando, como usuario, empiezas a tomar decisiones que sí que influyen en la forma en que vas a leer la historia. Cada uno de los nudos te ofrece dos o tres opciones cada una de los cuales te lleva a otros nudos diferentes que no se cruzan en ningún momento con los nudos que has dejado atrás. Sólo al final puedes volver a empezar para probar lo que ocurre si escoges otro itinerario.
B. Distribución de competencias narrador /usuario

De nuevo J.L. iba a darme las claves en otro de sus escritos (Funciones del narrador). Decía en el encabezamiento: los nuevos paradigmas de la comunicación interactiva están dando lugar a un replanteamiento del papel del emisor y del receptor. Éste último adquiere ahora poder sobre el texto del primero, que lo hace participar.

  • el narrador como facilitador de diálogo (interactividad): los narradores de este sitio facilitan el diálogo entre el usuario y los contenidos (así como con el interfaz) ofrecidos por ellos. Por el contrario, no se deja espacio al posible diálogo entre los usuarios (no hay posibilidad de dejar comentarios, no existe un libro de visitas, un blog derivado...).
  • el narrador como organizador de las opciones del usuario (personalización): la presencia del narrador es clara. Su inteligencia ordenadora dispone los nudos de tal forma que cada uno de ellos te lleve a un final distinto cada vez y coherente con lo que va sucediendo.
  • el narrador como organizador de contextos (documentación): no hay contexto alguno en Misterio en Zänsburg (aunque uno de los enlaces que dice: estoy hecho polvo, necesito ayuda, no funciona y quizá sea éste el que aporte una información extra). La web sólo plantea una narración que tiene varias formas de lectura; pero no otras lecturas que puedan ayudarte a llegar al final.
  • el narrador como organizador de la red textual (hipertextualidad): los narradores han organizado una red textual que logra que la lectura del usuario pueda cambiar según el camino escogido. Como ya he dicho anteriormente, hay una zona de lectura obligatoria (para conocer las claves de la ficción) y una vez que has superado esa parte comienza el lugar donde la historia varía en función de tú elección.
  • el narrador como organizador del espacio (diseño): el diseño es sencillo. Sobre un fondo negro (muy acorde con el tono de la historia) se escribe el texto con letras blancas para resaltarlo. Sólo se incluyen algunos dibujos (siempre también en blanco y negro) que en la mayor medida posible intenta ajustarse al texto, como es el caso de la captura de la siguiente captura que muestra al monstruo junto a una lápida de cementerio de la que sale por las noches para robar los libros. Además de esto, todos los nudos tienen el mismo encabezamiento con el título y subtítulo de la web.

  • el narrador como organizador del tiempo (actualización): aunque podría caber una actualización, una continuación de la historia (cualquier historia puede serlo como muestra este blog) no parece necesaría. Se trata de una historia de ficción que los autores han considerado de una forma y que no necesita la actualización de una página que esté más cercana a la actualidad de lo que ocurre.
  • el narrador y los buscadores (búsqueda): el proyecto aparece en la primera posición al poner su título en google. Supongo que Zänsburg es una palabra inventada por los autores lo que logra que los buscadores no tengan más páginas que respondan a éste termino.
  • el narrador como moderador (comunidad): como ya he señalado anteriormente no se crea un espacio de participación para los usuarios, por tanto no se favorece la comunidad entre ellos.

C. Nivel de clausura/apertura de la obra

Tanto éste como el siguiente punto de éste análisis del Misterio de Zänsburg están basados en el artículo del profesor Orihuela: El narrador en ficción interactiva.


Misterio en Zänsburg es una propuesta literaria propia del nuevo entorno en que, poco a poco, nos estamos sumergiendo. Y digo propuesta porque, como ya he dicho anteriormente, no hay posibilidad de que el lector pueda aumentar el texto ofrecido por cualquier medio. Se trata pues, de una página de lectura múltiple, fenómeno del que nace la interactividad de la página. Por tanto, no se pide una escritura en colaboración al usuario; pero sí una lectura activa de lo que se le propone. El usuario interactúa con la web en el sentido de que puede elegir el orden de lectura así como los pasos a seguir en la investigación.

Misterio en Zänsburg comienza con dos nodos en los que de manera sencilla se presenta a los protagonistas de la historia así cómo el misterio en que se han visto envuelto. Tú te conviertes ya en el inspector. Despúes sobre un plano de situación de la casa de la víctima y del vecindario, te dan cinco opciones a las que poder ir a investigar y recabar nuevas informaciones (la casa de Finley, vecinos, biblioteca, periódico, cementerio). Estos se enlazan entre sí de forma que siempre acabas volviendo al mapa para poder acceder a otro de los territorios, lo que hace su lectura obligada.

Después comienza la acción (como se explica en la web). Ahora es cuando el usuario comienza a elegir entre distintas opciones que se te ofrecen. El elegir un camino crea una historia totalmente diferente. Son historias que discurren de modo paralelo (no se interrelacionan unas con otras). Por tanto, se puede describir esta segunda parte del proyecto como una encrucijada de caminos rectos, pues una vez que eliges uno llegas de manera lineal a uno de los finales propuestos.

Por último, siempre que llegas al final, el nodo te ofrece la oportunidad de volver al de inicio y poder elegir otra de las vías posibles, lo que de alguna manera consigue que la narración en su conjunto sea circular (un eterno retorno).

En definitiva, el proyecto presenta una apertura en cuanto a que el usuario puede hacer una lectura activa eligiendo entre varias opciones; pero la capacidad de aumentar el texto ofrecido es una puerta cerrada, en este proyecto para el usuario.

D. Sensación de juego / narración

El título de éste epígrafe creo que es la que mejor resume el objetivo de Misterio en Zänsburg. El proyecto se plantea desde el comienzo como un juego. Él usuario se mete en la piel de un detective y tiene que intentar resolver el misterio que se plantea. Para ello, debes decidir entre las opciones que se te dan. Algunas de ellas te conducirán a una muerte temprana (sin llegar a resolver el caso); pero si te muestras sagaz y eliges los enlaces acertados resolverás el caso e, incluso, cuando llegas al final se te plantea un planteamiento ético en el que decides si contar la cruel verdad que has encontrado, o callártela.

Por tanto, esta web se construye como una narración hipertextual que busca ofrecer un momento lúdico al lector, que se convierte en protagonista de ésta; pues de su decisión depende el desarrollo de la historia. Cumple así el anhelo de muchos lectores de novelas de detectives que siempre han deseado poder demostrar la misma astucia que sus héroes literarios.

E) Valoración global

El proyecto de hiperfección que he elegido para éste análisis es un ejemplo sencillo, pero ilustrativo de las nuevas características que la escritura hipertextual presenta.
En él emerge la figura del usuario por contra de la antigua figura de la audiencia. Ya no se trata de asistir de forma pasiva a lo que un medio te ofrece, sino de interactuar con el emisor. Hemos dicho que en este proyecto ésta se da en relación a los contenidos que se ofrecen. Es el usuario el que elige los caminos a seguir y, con ellos, el final de la historia. Y toma estas decisiones sobre los nodos que el narrador le plantes, pues es este el cerebro organizador de este laberinto de hipertextos. Por último, hemos visto que a través de la red se consigue que todo el mundo pueda publicar sus historias (sin pasar el filtro de los profesionales) y conseguir con ellas una audiencia potencial universal a un precio reducidísimo.

Siendo las anteriores, las características que Misterio en Zänsburg cumple de la escritura hipertextual, hemos comprobado que hay otras posibilidades que no aprovecha. En primer lugar hemos visto como no permite la interactividad entre los usuarios ni que éstos puedan interactuar en el sentido de cambiar o ampliar el texto propuesto. Por tanto, la web no se actualiza por parte de los usuarios. También hemos visto cómo el proyecto no aprovecha sus posibilidades multimedia, pues podría haber incluido vídeos y no sólo fotos; así como haber logrado un diseño más logrado.

En resumen, se trata de un proyecto sencillo que ilustra las principales características de la escritura hipertextual, pero que podría haber aprovechado mejor otros elementos que las nuevas tecnologías permiten. Pero, como hemos dicho, su objetivo principal es ofrecer un juego narrativo al lector que puede mostrar su sagacidad como detective.










5.4.08

Pitágoras. La barca de Efrén.

El aire es fresco. Subido en la barca parezco respirar en una sala repleta de oxígeno puro. El suave vaiven del agua me estaba dando sueño. Después de las horas de encierro en el cuarto menguante, después de los nervios pasados con el juego de ese loco matemático, ahora me sentía totalmente relajado. El péndulo había llegado en su movimiento hasta el otro extremo. Ahora, incluso, recordaba La habitación de Fermat como una excitante aventura, ya no daba la misma importancia a que a esa hora podría estar metido en una caja de cerillas, la cual, ríete tú de los pisos de 20 metros, compartiría con otros dos inquilinos: Oliva Sabuco y Pascal.





Oliva estaba guapísima tumbada sobre la barca. Entonces recordé lo del barco ¿qué clase de perversiones habría cometido con Efrén? Prefería no pensarlo. Ella había sido la causante de todos mis males: si yo no me hubiera enamorado de ella, no habría fingido haber resuelto la conjetura de Goldabch y, por tanto, Efrén no habría organizado la movida esa de la habitación. Sí, todo era culpa suya. Y encima me había engañado. No quería llevar más su foto en mi cartera, la tiré al lago, junto a los papeles de la teoría resuelta de Goldbach.



La foto, echa una bola, flotaba sobre el agua. Pienso en que debería sustituir a Pascal con los remos; pero no puedo dejar de mirar la foto. Decido recuperarla. ¡Ahhhh! El agua. . De repente, la barca empieza a girar sobre sí misma. Estoy a punto de caer. Cuando me incorporo, miro a Pascal. Él tampoco entiende lo que está pasando. De repente, escuchamos el ruido de un motor y unas luces cegadoras: una barca a motor. Es Efrén. De nuevo estamos juntos, los cuatro.


Todo había sido un prólogo. Habíamos pasado la primera prueba y ahora empezaba el acertijo de verdad. Pascal tenía razón, Hilbert había vivido hasta los 80 años. Ellos (y no él) eran los que iban a morir, como lo había hecho ya Fermat (nos contó que había trucado su coche), con la misma edad de los matemáticos que les habían cedido su nombre. Efrén nos ha dicho qué todo estaba planeado así desde el comienzo: ¿cómo iba a explicar la desaparición de tres matemáticos? Necesitaba los cadáveres para hacerlo. Irónico, ¿verdad? Podía habernos matado en la intimidad de una habitación e iba hacerlo al aire libre, en un lago, en mitad de ninguna parte. Nos hizo una demostración. La barca había quedado anclada sobre el agua y al darle a un pequeño control remoto empezaba a hundirse. Todos los peces del lago flotaban, cadáveres, ya sobre la superficie. El juego volvía a comenzar.



- Galois, yo también soy un impostor. No he resuelto la conjetura de Goldbach. Ese dossier que habéis tirado no son más que simples hipótesis. Aquí tenéis otra copia.

Efrén nos ha lanzado una carpeta con papeles.

- Os habéis fijado que hoy la luna está en cuarto menguante. No os creáis que es una coincidencia. Tenéis hasta que amanezca, para resolver la conjetura de Goldbach. Os preguntaréis, ¿qué ganáis a cambio si vais a morir igual y yo solo me voy a llevar la gloria? La respuesta es Oliva.

Enseguida la he mirado. Ella tampoco parecía entender nada.

- Es la única que sé que guardará silencio sobre lo que ha ocurrido hoy. Tengo ciertos vídeos grabados en cierto barco que me lo garantizan. Ahora sois vosotros los que decidís. ¿perecéis los tres o salváis a Oliva? Mi pregunta es: ¿podrá Galois permitir la muerte de la mujer de la que está enamorado? ¿Podrá Pascal cargar con una nueva muerte en su efímera conciencia? Y yo, ahora, puedo asistir a todo esto, como si fuera invisible y llevarme la gloria después de vuestro esfuerzo, si es que conseguís resolver la conjetura.

- ¡Estás loco! No podemos resolver en una noche lo que otros no han hecho en décadas -le he gritado.

- Ya veo, Galois, que apuestas por jugar, por intentar salvar a Oliva. No esperaba menos. ¿Y tú, Pascal, supongo que también? Ningún hombre deja escapar una oportunidad de ser un héroe, sobre todo, si se trata de salvar a una joven hermosa... Empezaremos por la primera página del dossier...

Efrén ha comenzado a repasar sus hipótesis, objeto de largos años de trabajo, para que le digamos en qué ha fallado y, entre todos, intentar alcanzar la solución. Oliva y Pascal están colaborando con él. Yo hago que, interesado, apunto en un papel. Ahora Efrén ya no me pide opinión, sabe que le mentí y que no soy el matemático que él pensaba. Estoy aprovechando esta circunstancia para dejar testimonio de todo lo que está sucediendo.

Ahora, tras escribir esta frase, le daré este papel a Oliva. Ella es la única que, quizá, pueda dar un final a esta historia.

Continúa...

4.4.08

La habitación de Oliva Sabuco

Retomo lo escrito por Galois en esa hoja de papel... que le podría haber salvado la vida. O almenos eso le hizo creer el bueno de Efrén. El plan ha salido como deseaba. Nada podía salir mal, cualquier matemático (y, sobretodo, matemática) podía prever la solución a esta ecuación tan evidente:


-acertijo nº 1- ¿Qué sucede si juntamos un ex-novio orgulloso y pueril, un desconocido con ansias de brillar y un estratega con gustos extravagantes sin nada que perder?

-acertijo nº 2- ¿Qué sucede si, además, ponemos entre ellos a una chica inteligente y atractiva como yo?




Que cederán. Perderán el control y, lo que es mejor, evitar cualquier sospecha, porque esto es lo poco bueno que tiene haber salido con uno de ellos: que conoces sus debilidades. Y la de muchos hombres es creer que las mujeres necesitamos una sobreprotección en los momentos difíciles, y no caen en la cuenta de que podamos ser nosotras su único enemigo.

Resumiré lo acontecido. Yo he sido la única mujer que ha aparecido en esta historia. Y la única triunfadora en esta batalla. Con esto quiero decir que, a veces, lo único, lo escaso, tiene su razón de ser. ¿No os preguntábais por qué estaba yo sola ahí encerrada? Y, sobretodo,

¿por qué era la persona con más vínculos personales dentro de ese cuarto?

Sólo YO había mantenido contacto con más de una persona de la habitación. Conocía estrechamente a Hilbert (Efrén) y a Galois.



Algo sabréis de mi relación con Efrén. Algo rocambulesco, pasional, imposible de mantener en la esfera de la vida cotidiana. Nuestra relación no tenía nada que ver con cualquier relación que yo hubiese tenido con anterioridad. Pero lo vivíamos en otro plano: en alta mar. Mi aparente ingenuidad podía hacer que caiérais en la trampa de que "Hilbert quería ver como Galois sufría al conocer la verdad de su ruptura con Oliva". Aquí la única que disfrutaba era yo. Yo les conocía a los dos y quería ver cómo reaccionarían.

Hilbert se sometió a otro de sus placeres oscuros: someterse a mí. Depositó en mí su vida, le dejé dominar, controlar una situación como jamás había hecho en su vida. Quiso sentirse "el malo de la película", quiso tener el control. Le dejé... y la verdad lo hizo tan bien como siempre. A él encomendé la misión de ser el falso culpable, de jugar como a él tanto lo gustaba.

Pascal...siempre ha sido el rehén circunstancial. Pero quise que se fuera con la idea de que era importante para alguien, que conseguía realizar algo trascendental en su vida. Murió pensando que me salvaba y que resolvía la conjetura de Goldbach. Convencer a un perdedor no es nada del otro mundo, le haces sentir cerca la heroicidad y sucumbe.

Así que...les he matado. Ahora, sus mentes eruditas descansan bajo el fondo del Pantà de Sau. Nadie les echará de menos. Sólo Fermat... yo jamás. Esta es la verdadera historia. Pero ellos no reposarán solos. La verdad con ellos y es que esta revelación la tiraré al agua con los restos de esa historia ya pasada...y se ahogarán para siempre.





Vínculo con la película on-line (fragmentos)
http://www.fase6.com/online/32078/peliculas/la-habitacion-de-fermat.html

2.4.08

Sheriff Bell: ¿cara o cruz amigo?


Éste era mi cara dos meses después de dejarlo. Después de jubilarme. Es una foto que me echaron en la comunión de una niña del pueblo, hija de unos granjeros del pueblo que me pidieron por favor cuando nació que fuese su padrino, algo protocolario y habitual entre los sheriff.
Dejar el trabajo no me sentaba demasiado bien. Me alegraba cada mañana de poder estar con Loretta, leer el periódico a su lado y tomar largas tazas de café juntos...y divagar.




Mi cruz era haber tolerado que pasara todo aquello. Le vi aunque sin verle, como, tendido en la moqueta de esa habitación de motel me controlaba a través del reflejo de la manilla de la puerta perforada. Yo a él le imaginé. Al fin y al cabo...siempre había actuado así.
¿Recuerdan?
Entré, registré, empuñando mi arma, por encima la habitación y fui al baño. Era evidente, vi que NO habían forzado la ventana del baño. El hombre debía seguir allí dentro.


Sucedía como cuando él era pequeño, y con su padre hacíamos suculentas barbacoas los domingos, él se escondía y yo le buscaba. Ellis le enseñó todo lo que él sabía. Y yo también. Nuestra mente de policías y combatientes... creó un asesino amoral.

Sin embargo... la sangre, la hermandad... me echó atrás, expiró toda mi integridad como sheriff, cultivada durante más de 30 años en el cuerpo de la policía local en Arizona. No le quise arrestar,

¡no le quise coger!

Ellis... no fue el culpable de la muerte de mi padre. Aún haberlo sido de algún modo, me ayudó todo lo que pudo después de su muerte. Luego recibió él. ¿Cuando me tocaría a mí? La vanidad me invadía y mi padre, más joven, se revelaba en mis sueños.


No quise atrapar a Anton como cuando era pequeño: en realidad yo sabía dónde se escondía, pero él siempre me pedía "Tío Ed aunque me veas, no me cojas, por favor". Luego me susurraba al oído que le gustaba más jugar conmigo porque su padre, decía, iba demasiado lento en su silla de ruedas.


Dejé que se marchara con su dinero, lo justificaba en mis sueños alegando que ese era su objetivo, que después de conseguirlo todo esto acabaría. Pero la cuestión no era esa, ni el dinero, ni siquiera matar eran suficientes para él. Todo esto acabaría cuando la moneda dejase de girar...cuando su justicia lo decidiera. Sólo la suya.

Hay gente que dice que éste...es mi verdadero final. Riánse un poco, por favor...




30.3.08

Anton Chigurgh

¿Me recordáis?



Aquel joven declaró a la policía. ¡Maldito bastardo! Debería haberle matado (a él y a su amigo) y haberme ido montado en su bicicleta. La moneda cayó por el lado equivocado. Me han hecho un retrato robot. Ese decrépito sherrif Bell...





Su coche patrulla estaba aparcado junto a la comisaría. Pedí habitación en el motel más cercano. Los golpes contra la pared no llamaron la atención de ninguno de los otros huéspedes. El brazo enseguida quedó colocado en su lugar habitual. No pude dormir. Esperé sentado sobre la cama. En cuanto amaneció, salí. En el pasillo no había nadie.


Una ridícula figura dorada decoraba la desatendida recepción. La cogí antes de salir. Avancé hacia la comisaría. Su coche seguía allí. No me costó abrirlo. En el asiento del copiloto había un juego de esos de niños (¡estos policías, mejor si se dedicarán a atrapar a los malos!). Hice un rápido dibujo con él y lo volví a dejar donde estaba. Después, me recosté en el asiento trasero, a esperar... con aquella figura dorada en mis manos.



Después de un rato, un hombre con un mono azul se acercó y abrió el coche. Se sentó rápidamente e intento arrancar el coche. No lo logró. Accionó la palanca para abrir la tapa del motor y entonces...se fijó en el dibujo. Cogió aquel artilugio y lo miró más de cerca.En ese momento, me incorporé y rodeando su cuello con los brazos, lo estrángulé con esa figurita.

Enseguida dejó de patalear y la bocina de sonar...en cuanto no tuvo fuerzas para seguir apretándola. Salí corriendo del coche. Los demás, no tardarían en salir de la comisaría. Encontraían muerto al mecánico y aquel juguete. Esta vez, yo mismo les había dejado un retrato robot. Y encima sabrían que yo era el asesino del aire comprimido del que tanto hablaban los periódicos. Me echarían encima también esas muertes.


Mi retrato empezará a verse en todas partes: primero en las comisarías y en los informativos de la noche: "¿Reconocen a este hombre? Quizá se trate del mayor asesino de la historia (todos los que salen en los informativos son los mayores asesinos de la historia). Así que si le ven, es mejor mantenerse alejado de él y avisar a la policía..." dirá el presentador encerrado en el estudio. Todos los degenerados cazarecompensas tendrán una foto mía en su cartera. Después, pasaré a formar parte del ranking de los bandidos más célebres de los Estados Unidos, pugnando con Billy el niño o Harvey Oswald por el primer puesto, y, finalmente, venderán mi cara, en formato pop-art, como souvenir en las gasolineras.


No quedaba remedio. Debía cambiar mi imagen. El barbero no dejó de hablar en ningún momento. Me contó que habían asesinado a Tom, el mecánico de la comisaría, que era una gran persona, que tenía mujer y tres hijos y que siempre se cortaba el pelo en ese mismo lugar. Le había dicho Jimmy que el sheriff Bell le había contado que lo había matado el asesino del aire comprimido y que seguramente se escondió en el coche para matarlo a él, que lleva mucho tiempo detrás de él por varios asesinatos, y que Tom tuvo sólo mala suerte. El sheriff, según mi parlanchín amigo, tambien era un gran tipo y también se cortaba el pelo allí.
Cuando acabó de hablar me dejó el espejo para que mirara a ver si todo estaba correcto. Le dije que me arreglará mejor el lado derecho y, en ese momento, rompí el espejo en pedazos sobre su cara. Cogí uno de los trozos y le rebané el cuello. Ahora podrían llamarme también el asesino del espejo o, quizá Sweeney Todd



Cuando me acerqué, el sheriff Bell ni siquiera me reconoció. Estaba en su despacho de la comisaría, con fotos mías esparramadas sobre ella, trabajando. Yo llevaba aquella figurita dorada bajo la chaqueta como si se tratara de una recortada. Me preguntó si podía ayudarme en algo. Me senté enfrente suya y le mostré la figura...

No es país para viejos (No country for old men)


Fatih Akin. Contra la pared

La semana pasada elegimos la película del director alemán, aunque de descendencia turca, Fatih Akin (aquí tenéis una pequeña entrevista con él) para especular con lo que fue de sus personajes. Contra la pared fue su cuarta película y con la que mayor éxitos ha cosechado (Oso de Oro a la mejor película europea en 2004). La película nos narra el amor imposible de Cahit y Sibel, el cual pondrá a ambos personajes contra la pared.

Después de ésta, Fatih Akin ha presentado en el 2007, en Cannes, su nueva cinta Al otro lado en la que a través de una serie de encuentros, relaciones e incluso muertes, las frágiles vidas de seis personas se cruzan durante sus viajes emocionales hacia el perdón y la reconciliación en Alemania y Turquía.

Aquí tenéis, para abrir boca, el trailer de la peli:


26.3.08

Cahit Tomruk, intentando ser un hombre nuevo

Abandoné Istanbul en autobús. Ese viaje poco sentido tenía si lo hacía solo. Mis raíces no me interesaban, no me importaban ya. Quería mirar hacia adelante y sólo la veía a ella. Mi pasado borrado, mi presente borroso y el futuro ya no prometía nada.

Me costó salir de la duda y justificarme (y justificarla, a ella) planteando posibles imprevistos con la niña o habiéndose cruzado con su marido por la escalera...o qué se yo. Sé que Sibel no me abandonaría, porque sé que me esperaba y me sigue esperando. Lo sé, y no me voy a derrumbar. Soy un hombre nuevo.

La esperaré tomando algo en el bar de la estación, vendrá, sé que lo hará. La esperaré lo que haga falta, así como ella lo ha hecho conmigo. Vendrá a por mí y volveremos juntos a Hamburgo. Sabe que siempre salgo corriendo...y luego regreso, al fin y al cabo ¿soy un enfermo mental, o no?

Vi en sus ojos, cuando mirábamos juntos por la ventana del Hotel Londres, como su mirada miraba a ese horizonte con ganas, queriendo irse de allí.

El autobús ya ha llegado a su destino. Sólo me queda esperar, no quiero conocer ni quiero saber quiénes son los Tomruk, sólo quiero a Sibel.

- Un vaso de agua, por favor.

- Usted no es de aquí. Estando de visita en Turquía, tiene que probar algo mejor, yo le invito a probar el Raki, Sibel hija, sírvele al forastero un trago de Raki.




Es preciosa. Tiene esa mirada confundida e ingenua de la Sibel que conocí en la sala de espera. Yo ya conocía el sabor del Raki, el de Turquía y el de Sibel. Nada es ya nuevo para mí, sé que todo esto es lo que quiero.
Tomo una servilleta de la mesa, en el dorso leo: Bar Tomruk.

Un viejo grita palabras ininteligibles para mí (supongo que es turco), al hombre de la barra y a su hija. Le ingoran, intuyo que es el abuelo. Todo mi pasado vuelve a mi mente en un segundo y siento esas ganas que Sibel despertó en mí para conocer mi pasado. Quiero conocer...a esa familia.
Le pido a Sibel, la hija, que me sirva por favor más Raki. Me lanza una mirada, se la devuelvo. El abuelo, desde la otra punta del bar grita a la chica, ella acude a su llamada. Le da una bofetada y ella aguanta de pie.

Desde la barra escucho:
- Lo siento señor, no podemos servirle nada más. Tendrá que irse, siento las molestias.
Sin apartar los ojos del pequeño vaso con líquido blanco susurro, bajo pero firme:
-Bastardos. Me avergüenzo de tener vuestro mismo apellido. No sé ni qué hago aquí.

Empiezo a entenderlo todo. Sibel no va a venir. Alguien me habla por detrás, estoy absorto, sé qué me espera ahora: cuatro bofetadas de turco ofendido. Me giro sin pensar y me adelanto a su puño. Me cuelo en la barra y bebo todo lo que encuentro. Grito el nombre de Sibel varias veces y me hacen callar los golpes de los clientes del bar.